¿También padece usted una carencia de sal?

Herbert Decker
Noticias de YVE-BIO® Agua
¿También padece usted una carencia de sal? - Cuidado con el cloruro de sodio

¿También padece usted una carencia de sal?

¿Habría pensado que la mayoría de la gente sufre de carencia de sal? Sí, has leído bien. Puede que estén sobresaturados con el agresivo veneno celular llamado sal común, pero eso no tiene nada que ver con el oro blanco que servía de medio de pago a los mercenarios romanos.

Desde el comienzo de la industrialización, la sal natural se ha purificado hasta tal punto que se han eliminado todos los minerales y oligoelementos esenciales. Lo que queda es el cloruro de sodio en su forma aislada y sin contrapartidas de equilibrio. Nuestros riñones intentan excretar la agresiva toxina celular lo más rápidamente posible, pero están permanentemente sobrecargados por ella, ya que el europeo occidental medio consume hasta 20 g de ella al día. Para que la sal común sea inofensiva, nuestro cuerpo la rodea de moléculas de agua de nuestras células y la neutraliza. En el proceso, nuestras células corporales deshidratadas mueren. Esto provoca enfermedades como la artrosis o la artritis, la formación de cálculos renales o la celulitis.

Nuestras sales de SALZKONTOR son naturales, no refinadas y no contienen ni conservantes no declarables, ni antiaglomerantes ni aluminio. Proporcione a su cuerpo minerales y oligoelementos esenciales en forma disponible para las células. Sea crítico al comprar la sal. Sería lamentable que pusiera en peligro su salud por unos pocos euros. Conozca nuestra nueva gama.